jueves, 7 de enero de 2016

Tiempo, tiempo...

Hay una frase que dice "Hay más tiempo que vida" y tiene razón... Dentro de los límites de la comprensión humana, siempre habrá más tiempo que vida. Es algo irrefutable, algo natural en nuestro universo que va a existir incluso si no queda nadie en la tierra para constatarlo. Pero entonces... ¿Cómo es que siempre hace falta? ¿No es cierto que jamás terminas de hacer las cosas que deseas o necesitas hacer por falta de tiempo? Desde mi ínfima concepción del tema, pues sólo he vivido por cerca de 18 millones 650 mil segundos hasta el momento de escribir este post, creo que el tiempo es un recurso sobrevaluado y su administración ha sido impuesta por las normas del mundo capitalista actual...¿Cuál es la lógica para que las cosas que te gustan o no te gustan duren determinado tiempo? ¿Por qué los placeres de la vida han sido rezagados a pequeñas cantidades de tiempo durante los fines de semana y el grueso del tiempo que tenemos lo tenemos que "invertir" en tareas en muchos casos engorrosas que nos proporcionan los bienes y satisfactores que "necesitamos"? ¿Cuándo terminará de ser así? ¿Podrá ser de otro modo?

Efectivamente, hay más tiempo que vida, pero el que tenemos es por lo menos oro molido en nuestras manos, pues para cada uno de nosotros hay una fecha de caducidad, en la que podremos aprovecharlo...¿Aprovecharlo? ¿Qué significa eso? Probablemente un condenado a muerte o una persona que se encuentra viviendo una enfermedad en etapa terminal sepa darnos una respuesta, pues con toda seguridad te respondería que ver el amanecer, oler las flores, pasear por el campo o casi cualquier cosa "trivial" que tu hagas durante el día, adquiriría un nuevo sentido si tuvieras el tiempo corriendo en contra...¿Entonces? ¿No has "aprovechado" el día de hoy ese valioso recurso? Yo creo que si...Desde que te levantas en la mañana y tu cerebro adquiere esa conciencia que te hace sentir "algo", ya estás disfrutando lo que este mundo tiene para ti. El tema, supongo adquiere muchos significados según la óptica desde la que se mire, según sea la persona que está traduciendo el término "aprovechar". ¿Quién no quisiera ir a Grecia? ¿Quién no quisiera estar en las Bahamas? Esos son eventos que funcionan muy bien para cualquiera de nosotros...Porque son situaciones aspiracionales que nos "dan mundo", que hacen sentir que el tiempo que hemos "invertido" en algo, nos redituó en otra cosa (dinero) para poder costearnos el viaje... ¿Y la gente de Grecia? ¿La gente de las Bahamas? ¿No están ya ellos ahí? ¿No se supone que ellos viven de manera cotidiana y un monto mucho más elevado de tiempo, lo que a nosotros nos tomaría meses en ahorrar para poder disfrutar? La cosa es relativamente sencilla, queremos lo que no tenemos y lo que nos dice que estaría bien tener...Se trata de un derroche de tiempo convertido a dinero que podría hacernos "alcanzar nuestros sueños".

Creo que cualquier persona que viva hoy en día, tiene posibilidades "infinitas" delante de si mismo al sentarse en una computadora...Ahí, el mundo ha vertido una cantidad impresionante de datos, que podrían hacernos pasar la vida entera sin poder terminar de consumir todo lo que esta increíble plataforma tiene para nosotros. Hoy más que nunca, tenemos al alcance de nuestras manos al mundo entero para poder devorarlo con un solo "gesture" de nuestro aparato móvil. Un par de clics se convierten en una película, en un libro, en entretenimiento puro que puede prolongarse por horas...Será por eso que la gente está totalmente sumergida en los avances tecnológicos digitales que le permiten vivir a través de pequeñas pantallas los mundos y las historias que nuestros abuelos jamás soñaron. Estoy absolutamente convencido que un niño de 5 años hoy, ha visto, recibido y procesado en su pequeño cerebro, más contenido audiovisual que cualquiera de nuestros antepasados en toda su vida...Y aún así queremos más, aún así demandamos más...El Internet y todas las maravillas sin filtro que nos acerca, se ha convertido en la nueva caja idiota de las masas, en una nueva forma de tratar de "comer todo lo que podamos lo más rápido posible" Estamos actuando vorazmente sobre esto, pues en el fondo, de manera inconsciente, el ser humano sabe que está contra reloj hasta que el último aliento salga de su cuerpo y entonces...ya no habrá nada más.

¿Entonces qué es lo que se supone que debo hacer con mi tiempo? Básicamente, lo que quieras...El tiempo no se "malgasta" al final de tus días, sin importar que haya sucedido, que hayas hecho o dejado de hacer, habrás trazado un camino único que se traducirá en millones de experiencias que nadie más podrá repetir...¡A disfrutar el recurso! que si bien habrá más tiempo que vida, también es cierto que habrá sólo una vida para que puedas "aprovechar" ese tiempo en lo que sea que decidas.

Antonio "Pichojos" Mendoza.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada