viernes, 22 de enero de 2016

Sin sentido común


Hoy me tocó ver a una señora que iba en su Toyota Camry de reciente modelo, blanco, muy bonito (por la zona baja de Cumbres, ya casi casi Mitras, cosa que por supuesto no les dirá nada a menos que sean ustedes regios) y seguro tenía frío porque sólo tenía un poquito abajo su ventana...Pero ¿por qué tenía el vidrio un poquito abajo si tenía frío? ¡Ahhh! ¡Muy fácil! Porque necesitaba ese pequeño espacio para sacar su cigarro y aventar el humo, con la finalidad de que no se acumulara en el auto y ahogar a los niños,  que llevaba a la escuela... 


Megan lo notó y me lo hizo saber 10 segundos después de que yo lo descubriera...

-¡Qué bien! (Dijo irónicamente) 
-Esa señora va fumando y lleva niños atrás 
-¡Si! (le respondí) ya la vi. 

¿Qué clase de gente habita este mundo? ¡No lo entiendo! Mi hija de 14 años mostró más sentido común que un "adulto responsable"

Entiendo perfectamente que un adulto sea lo suficientemente estúpido e irresponsable como para dañar sus pulmones de manera "voluntaria" y que sea cínico al respecto...Lo que no me puedo explicar es cómo alguien, de manera impune, deliberada y totalmente descerebrada permita que sus hijos estén expuestos al humo de un cigarro, en un lugar cerrado, a expensas de su salud...¡Es la clase de cosas que me descomponen! ¡Odié a la mujer con todas mis fuerzas mientras la tuve a la vista! Sentí mucha pena por esos pobres niños que no tienen por qué pasar por eso ¡Es terrible! No me imagino cómo una persona puede atropellar de una manera tan artera los derechos de otras personas, especialmente si son niños y con mucha más razón si son los suyos.

No pude evitar más que sentir tristeza y mucha impotencia, pero ya lo he dicho aquí..."No venimos al mundo a educar a otra gente" ¡No acabaríamos nunca! Así que no me queda más que trabajar en mi trinchera, hacer que los míos continúen haciendo las cosas lo mejor que puedan y que jamás cometan faltas que afecten a los demás.

Antonio "Pichojos-Indignado" Mendoza

¿Qué estoy oyendo mientras escribo? Raro...¡nada!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada