martes, 5 de enero de 2016

La magia de Mickey Mouse

Hoy como todos los días en la mañana, después de mi ducha matutina, tuve mi clásico ritual... salgo de la regadera, tomó el celular en el que ya está sonando en la estación que elegí apenas me levanté de la cama, que en este caso fue Alfa 91.3 de la Ciudad de México (siempre intentó de manera aleatoria una estación de cualquier parte de México o del mundo) me siento en un pequeño silloncito que se encuentra en el vestidor de mi cuarto, seco perfectamente mis pies planos de media vida, les pongo los calcetines que haya elegido para ese día (debo confesar que tengo muchos calcetines como parte de una arraigada tradición navideña en la que siempre termino recibiendo eso como regalo) y procedo a ponerle mis cascados zapatos que empezaron a rechinar después de pasearme por toda la república, pero que pronto he de cambiar por más que me gusten los condenados. Para poder continuar con la historia me regreso un paso... El día de hoy elegí unos muy viejos calcetines de Mickey Mouse y de inmediato vino a mi cabeza con asombro la frase "La magia de Mickey Mouse". ¿De qué se trata? Se trata de un concepto que yo mismo acuñé y que tiene que ver con una persona a las que las cosas, por más intrincadas o disparatadas que parezcan, siempre le salen bien... También pude haberle puesto "La suerte de Tres Patines" o de alguna otra forma, pero está fue la que se quedó...y esa persona a la que le pasaban las cosas se trataba de mi. 

Así pues durante muchos años yo me jacté de tener "La magia de Mickey Mouse" pues cualquier cosa que se presentara enfrente (por complicada que fuera) terminaba por salir a pedir de boca...por esos años incluso hubo quien pensara que tenía "atole en las venas" pues no estaba en "mi sistema" preocuparme (como lo relataba apenas ayer) por ningún acontecimiento que sucediera a mi alrededor, simplemente las cosas fluían de manera "natural" a la dirección de lo que yo necesitaba...¡que tiempos aquellos! pero por otra parte ¡que osadía la mía! considerar que las cosas estarían bien sólo por qué sí...en fin, regreso nuevamente al día de hoy, en el que por una falla mecánica, tuve que salir de mi coto a pie, cosa que no mermó mi ánimo y que no representa ningún problema para mi, ya que caminar cerca de un kilómetro a la calle transitada más cercana es preferible incluso que pedirle a un Uber que vaya a recogerme a la puerta de mi casa...mientras camino y repito un mantra que estoy empezando a practicar, pienso en la publicación de ayer, y siento que "la magia de Mickey Mouse" ya está empezando a actuar entre mis pies de media vida y mis zapatos rechinantes y cascados y por un momento tengo la confianza de que las cosas empezarán a ir mejor.

Y eso fue sólo la primer hora de mi día de hoy...

Antonio "Pichojos" Mendoza

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada