domingo, 17 de enero de 2016

Sin concentración

Mil cosas por hacer, sin concentración  para hacer una sola...a veces siento que vivo en un circo de tres pistas en el que no puedo poner atención a nada de lo que me sucede alrededor...Sin embargo poco a poco, la tempestad comienza a ceder y de manera inevitable encuentro la claridad en mi pensamiento. Todo será cosa de ordenarse, cuestión de (por loco que se lea) empezar por una cosa hasta terminarla y después seguir de manera sistemática, progresiva y ordenada por el resto de las cosas que haya que hacer. Este simple "truco" funciona por su infalible obviedad, de una manera que ya quisiera uno pensar cuando está sumergido en medio del caos... Pero ¿no es acaso eso la meditación? La idea de estar en medio de un tumulto e incluso en medio del griterío poder abstraerse de lo que está sucediendo alrededor a través de los mantras que nos permiten separarnos de lo que estamos sintiendo. ¡Espero que sí! porque es uno de los resultados que espero obtener con la lectura del libro que estoy leyendo en este momento.

Espero que con la practica, los distractores que llenan de "ruido" tu conciencia, empiecen a ser menos audibles para mi y que empiecen a ceder a un estado más alineado con mi universo interior, mismo con el que espero poder reencontrarme, explorar y sumergirme deliciosamente mientras pasan por mi ser revelaciones, colores, sensaciones y momentos de conexión cósmica. ¿Suena loco? ¡Alguien tiene que hacerlo!¿Cómo? A través de la meditación espero, ya que no quiero volver a tener que fumarme un churro para poder entrar a la realidad aumentada del mundo...Sus consecuencias no fueron buenas la primera vez (Hay quien incluso dice que era una persona antes y una después...Y quien sabe, tal vez si).

En fin, el tiempo es el único que tiene la palabra, ese recurso del que ya hemos hablado, mismo que invertiré con dosis de meditación todo el tiempo que sea posible y en diferentes fases. Así de decretado está.

Nota mental: ¿Será algo similar lo que ha hecho Gomita Paredes que a ultimas fechas (cuando lo veía todos los días) siempre tenía un aspecto calmo, sereno y pausado? De ser así, espero poder alcanzarlo pronto (sin prisa) para poder discutirlo juntos con esas chelas que jamás llegaron y esos proyectos que tanto se me antojan pero que de momento no han sido posibles...Tal vez, algún día.

Me despido por ahora...

Antonio "Desconcentrado" Mendoza.

¿Qué escucho mientras escribo? Enya - Amaratine



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada