miércoles, 20 de enero de 2016

La aguja en el pajar

Encontrar tiempo para mi, es como encontrar una aguja en un pajar...Incluso el tiempo que pudiera "hacerme" para poder revisar algo que me lleve más adelante en los planes se me escurre de las manos cuando mi cuerpo me dice... "¡Perfecto! ¡Es buen momento para bajarle al tren de vida que llevas!"

Suena a mucha chamba pero (y esto es en serio...)¡No me quejo! Realmente los días de este año han transcurrido como agua por la cantidad de trabajo que ha caído y creo que finalmente para eso "me rento" ¿Qué no?, pero es que hay ocasiones en las que creo que podría avanzar más rápido si pudiera partirme en dos...Soy una persona de mediciones (quién sabe desde qué momento) y yo mismo me he auto-impuesto algunos KPI's que me permiten identificar si estoy "bien o estoy mal" en determinados proyectos o áreas...Y detesto rebasar los límites que me he fijado para no permitir que las cosas se me vayan de las manos. Les explico para que sea más claro, si me he fijado por ejemplo el propósito de leer un libro cada mes y en estricta teoría destinaré 30 minutos a leerlo durante mi hora de comida, al final de cada uno de estos episodios estaré leyendo un aproximado de 15 páginas y si el libro tiene en promedio unas 150 páginas, tendré que repetir el ejercicio 10 veces al mes, razón por la cual, si quiero cumplir el objetivo, no puedo permitir que pasen más de 3 días sin que agarre mi libro ¿Me expliqué bien? Ese es más o menos el sentido en el que opera mi plan, en el que también hay categorías..Hay cosas de importancia A, B y C. Creo que no es un sistema infalible, pero si te das a la tarea de revisarlo periódicamente, de un solo "golpe" de vista, tendrás un "dashboard" de cómo vas en todo lo que dijiste que ibas a hacer y eso te permite avanzar más rápido en las cosas más atrasadas y/o de mayor prioridad... ¡Es todo un sistema que eventualmente rinde frutos! De no ser así, hoy no podría estarles presumiendo que terminé de leer mi segundo libro del año...¿De qué es? ¡De meditación! ¿Por qué? ¡Porque es otro de los propósitos de mi año! ¿Vas cachando cómo está el rollo? Mi lectura no sólo será por entretenimiento/placer, también viene acompañada de un segundo objetivo que me hará crecer en los sentidos en los que yo crea que necesite...¿Bien o mal? ¡No lo sé! Pero hoy por hoy estoy dispuesto a averiguarlo. Si la meditación me va a permitir verme a mi mismo desde una nueva perspectiva ¡Bienvenida! Si tiene los efectos que dice el libro ¡Mucho mejor! A veces uno no sabe manejar las cosas que le suceden en la vida, aunque parezca raro de decirlo por estar metido adentro de uno mismo y el truco es precisamente ese, quitar barreras físicas, emocionales y mentales que nos tienen atados como el elefante que ya después sin grillete, seguía sin dar un solo paso en ninguna dirección por la costumbre de no poder hacerlo. Espero realmente que lo que he aprendido en estos días, permee en diferentes capas de mi persona y que derribe algunas otras, para beneficio propio y de los que están cerca de mi.

Mientras esto llega, yo estaré incansablemente buscando ese tiempo, esa aguja en el pajar para seguir avanzando en mis proyectos A, a una mayor velocidad.

Antonio "mantra" Mendoza

P.D.

No sé qué usuario puñetas esté subiendo videos de música Reiki a Youtube, pero una cosa es clara...La musica de Reiki que truena timpanos no es música de Reiki #TúMuyMal

NOTAS:

Libro que me acompañó en los últimos días... "Aprenda a meditar- Eric Harrison"

Música que me acompaña mientras escribo: Wild Child de Enya.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada